miércoles, 21 de febrero de 2018

London sissies. Las mollies de Margaret Clap






   Londres, 9 de mayo de 1726. Tres hombres (Gabriel Lawrence, William Griffin y Thomas Wright) mueren ahorcados en el patíbulo de Tyburn, en la actual esquina nordeste de Hyde Park, el lugar en donde hoy se alza el Marble Arch. Qué delito cometieron para merecer tal condena? Sodomía; una práctica sexual que merecía la pena capital de acuerdo a las leyes de la época (Buggery Act, 1533). El juicio comenzó en febrero del mismo año cuando los agentes de la Sociedad para la Reforma de las Costumbres allanaron la casa de Margaret Clap, en donde funcionaba un burdel. Cuarenta personas fueron arrestadas, incluida la propia Margaret, que también moriría ese año.

   Que clase de burdel regenteaba Margaret Clap?

   Muchos de los concurrentes a la casa de Margaret Clap eran mollies, término que en el argot londinense del siglo XVIII significaba effeminates. La casa de Margaret Clap era una mollyhouse. Documentos de la época afirman que las mollyhouses no eran exactamente prostíbulos tal cual los entendemos hoy sino puntos de encuentro clandestinos de una comunidad travesti londinense. Margaret Clap actuaba más como anfitriona y coordinadora de encuentros que como madame y las mollies la llamaban afectuosamente Mother Clap. Un testigo en el juicio que concluyó con la condena y el ahorcamiento afirmó lo siguiente

   Encontré entre cuarenta o cincuenta hombres haciendo el amor unos con otros. Algunos estaban vestidos de mujer y se sentaban en las faldas de los que estaban vestidos de hombre, besándose de manera lasciva y usando sus manos indecentemente. Luego se levantaban, bailaban e imitaban las voces de las mujeres. . . . Entonces se abrazaban y salían por parejas a otra habitación en el mismo piso para casarse, como ellos lo llamaban.

   Las mollies integraron una subcultura sexual extremadamente ritualizada, llena de códigos y ceremonias. En sus sesiones, se excitaban adoptando una personalidad femenina, llevaban un nombre femenino e imitaban los modales de las damas elegantes de la época. La mollyhouse era un centro clandestino de reunión donde se desarrollaba una intensa vida social y comunitaria que iba mucho más allá del sexo homosexual. Se celebraban matrimonios entre las mollies y sus amantes masculinos, para formalizar su compromiso. Pero el ritual más extraño en las mollyhouses era el simulacro de nacimiento. Rodeadas por mollies amigas que actuaban como damas de compañía entre las cuales una oficiaba de partera, una molly fingía dar a luz frente a su esposo. Una muñeca vestida de bebé era luego presentada ante las asistentes como la hija o el hijo de la pareja y todos los asistentes felicitaban a la flamante madre. 






   Cuando mis obligaciones me lo permiten, me gusta concurrir los miércoles a la noche a Class, una disco swinger de Buenos Aires. La noche del miércoles está armada especialmente para crossdressers y travestis. Para ellas, la pista de baile y los reservados se vuelven una pasarela de sensualidad y sexo en versión drag. Me divierte verlas cuando hablan, caminan y bailan intentando imitar al estereotipo glamoroso de lo que ellas asumen que es una mujer seductora. Algunos testimonios que recolecto cada noche que comparto con ellas pueden resumirse en: Lo más excitante es entrar al baño de mujeres, orinar sentada y después pintarme los labios frente al espejo o Lo que más me gusta de este lugar es la escalera, para subirla y bajarla con tacos altos varias veces en la noche o A mí me gusta salir de casa con la peluca puesta, arreglada y maquillada, tomar un taxi, entrar a la disco y dejar mi abrigo y mi cartera en el guardarropas como hacen las mujeres
  
   Tanto en el siglo XVIII como hoy, los hombres que fantasean con ser mujeres necesitan ritualizar el comportamiento femenino de acuerdo al medio en que viven. El placer de ser femenina siempre implica cumplir con una construcción social. A un océano de tiempo y distancia de la Londres de Margaret Clap, cuando las sissies se visten de mucamas y asumen un rol servicial y subalterno frente a Nosotras, las mujeres biológicas, están caminando sin saberlo por la misma ruta que delimitaron aquellas mollies que se excitaban fingiendo un trabajo de parto. 

   Hoy no quedan rastros de la mollyhouse de Margaret Clap. Esa manzana de casas fue demolida para construir el viaducto de Holborn, que une la zona de los estudios de abogados de Chancery Lane con el barrio de la catedral de St Paul. Un corto callejón cercano al viaducto se llama Cock Lane. Será casualidad? No lo creo. 




 

jueves, 15 de febrero de 2018

Cosplay Black Cat


    
   El lado fuerte del personaje de Black Cat, por fuera del mundo de papel de las historietas de Marvel, son las convenciones de cosplay. Las chicas cosplayers quieren verse sexies luciendo el catsuit de gata y el personaje de Black Cat les aporta el brillo adicional de la melena blanca que las vuelve originales y exóticas. Al no gozar de la inmensa popularidad de Catwoman o de Wonderwoman, las cosplayers de Black Cat conservan ese espíritu selecto de interpretar a un personaje de historieta que es exclusivo para fans. Aquí están doce blackcats para el calendario de este mes, entre ellas la famosa  cosplayer Yaya Han.  




Enero. Katie George




Febrero. Shutupandduelme




Marzo. Yaya Han




Abril. Whitelemon




Mayo. Riddle1




Junio. Badluckykitty




Julio. Destiny Nickelsen




Agosto. Yaya Han




Septiembre. Katybear25




Octubre. Yukilefay




Noviembre. Nihilistique




Diciembre. Nimfodrel




lunes, 5 de febrero de 2018

La Reina Africana y su sumiso inglés








   La atracción que sentí en el momento en el que la vi fue inmediata y me tomó por completo. Luego de la primera cita, no pude dormir de la emoción. Esa noche pensé en los nombres de los hijos que tendría con ella. En mi cabeza, yo sabía que ella sería mi esposa. La frase no es del guión cursi de una telenovela vespertina sino que fue dicha por uno de los íconos de la vanguardia y la música del siglo XX, David Bowie. Para el polifacético artista, su encuentro con la modelo somalí Iman le cambió la vida. Estarían juntos por casi un cuarto de siglo en una de las historias de amor más poderosas del mundo de la música hasta que la muerte le puso un amargo cierre dos años atrás.

   Se conocieron en una cena de amigos en común a mediados del año 1990 y él quedó petrificado frente a la presencia de la morocha, una de las mujeres más bellas de la era dorada de las modelos. El flechazo, de todas maneras, no fue mutuo. Siendo franca, no quería involucrarme en una relación con alguien como él, confesaría ella años después.

   No faltaban motivos a la bella para ser escéptica: el artista era conocido mundialmente por sus excentricidades y, en ocasiones, por varias leyendas sobre sus excesos. En los años setenta, hasta Mick Jagger estaba preocupado por la cantidad de cocaína que Bowie consumía. Esas conductas ya se habían terminado pero Iman no lo sabía.

   Cuando se conocieron él tenía un hijo con su primera esposa, el hoy cineasta Duncan Jones, mientras ella tenía una hija con el basquetbolista Spencer Haywood, de quien se divorció al año de haberse casado.

   No quería involucrarme con una estrella de rock. De ningún modo, yo sabía que eso no era algo sano. Era claro que él estaba obnubilado, pero yo no estaba lista para tener una nueva relación, le confesó la modelo a The Guardian en 2014. Pero el hombre que había sido Ziggy Stardust no se iba a dar por vencido fácilmente. Desde el momento en el que la conoció y durante tres semanas consecutivas, la intentó conquistar de diversas maneras, tratando de que viera por sí misma que estaban hechos el uno para el otro. Debo confesar que David cambió la manera en que pensaba sobre él, realmente me cortejó hasta convencerme, reveló ella.






   Para Iman, el amor llegaría en el momento más inesperado y con un gesto tan pequeño como significativo: Recuerdo que un día estábamos en la calle, mis zapatillas se habían desatado y antes de que me diera cuenta David estaba arrodillado en medio del asfalto atándome los cordones. Ahí pensé que él era un guardián y que debía ser mío.

   Llegada la revelación, el camino al altar fue rápido. La pareja se casó dos años más tarde, el 24 de abril de 1992, en una pequeña ceremonia civil en Lausana, una ciudad en el lago de Ginebra en Suiza. Algunos días después, hicieron una fiesta más grande en Florencia, Italia, pero llovió sin parar y arruinó sus planes. Recuerdo que eso me puso de mal humor, pero los invitados me decían: no te quejes, vas a estar casada con él y serán felices. Y no se equivocaron, le reveló Iman a Naomí Campbell en una entrevista en 2013.






   Su hija, Alexandria Zahra Jones, llegaría en 2000, en un parto que presenció Bowie, siendo él mismo el responsable de cortar el cordón umbilical. Siempre nos sentimos muy unidos pero aunque parecía imposible, ahora estamos aún más cerca. Hay una felicidad que nos rodea que es casi palpable. Nuestras vidas han sido enriquecidas de manera increíble de la noche a la mañana, le dijo a Hola! tras el nacimiento .

   Para el músico, formar una familia fue el fin de la sensación de soledad que había tenido siempre antes y que era muy, muy, muy fuerte. Esta unión duró muchos años, en los cuales la pareja se ubicó lejos de los flashes de los paparazzi, cultivando su privacidad y un rico universo personal, en donde él solía pintar y ella bordar escuchando buena música.

   Vivieron principalmente en Londres, Nueva York y en una isla del Caribe llamada Mustique, pero jamás permitieron que haya fotos de ninguna de esas propiedades, como parte del bajísimo perfil que ambos cultivaban, aunque esto no significaba solemnidad. Nos divertimos mucho juntos. Él es muy inglés, en el sentido de que es todo un señor. David no pelea: simplemente se queda callado. Yo soy la pasional, la que grita. Pero de inmediato me hace reír y ya no estoy enojada. Es como un cabaret y yo también sé entretenerlo. Y aún después de todos estos años, David me sigue encantando, contó la morocha en 2010.







   
   En un ambiente lleno de hipocresía e intereses, Iman y David encontraron el amor verdadero, que cuidarían hasta el final. Dos días antes de que se conociera que el músico había fallecido tras luchar contra el cáncer, su esposa deslizó algunas pistas en tres posteos de Instagram que vistos en retrospectiva dan cuenta del intenso dolor por el que atravesó en la etapa final de la enfermedad. En ocasiones, no conocés el verdadero valor de un momento hasta que no se convierte en un recuerdo, escribió.
  
   Hoy pienso que me enamoré de David Jones. Bowie es un personaje, un cantante, un entretenedor. David Jones es el hombre que conocí y que amé, confesó ella. Él, mientras tanto, no sólo en una ocasión la comparó con una mezcla perfecta de Sophia Loren y Audrey Hepburn sino que siempre recordó esa primera noche en la que la vio: Jamás había sentido algo así, con tanta pasión, en mi vida. Simplemente supe que ella era la indicada para mí.


I would walk forever just to be in your arms again
Iman




http://www.lanacion.com.ar/2099033-david-bowie-e-iman-un-amor-a-primera-vista-que-duro-mas-de-20-anos

martes, 30 de enero de 2018

Black Cat



   Black Cat hizo su debut en la revista de Marvel Amazing Spiderman, en 1979. Creada por el dibujante Keith Pollard y el libretista Marv Wolfman  la gata negra de melena blanca no pudo escapar de entrada al estigma de quienes la consideraban una mera copia de la  Catwoman de DC Comics pero en versión Marvel aunque Wolfman jura y perjura que no tuvo en cuenta a Catwoman a la hora de crear el personaje. La belleza de Black Cat y su sex appeal, su traje negro, un catsuit ajustado que exhibe al detalle todas sus curvas, sus movimientos siempre en la frontera de lo legal pero sin caer abiertamente en la delincuencia y su relación tortuosa con el héroe de la historia; todo conduce a establecer un paralelismo inevitable entre Black Cat/ Catwoman, Felicia Hardy/Selina Kyle, Spiderman / BatmanPeter Parker / Bruce Wayne. Pero a diferencia de su felina hermana de DC Comics, retratada hasta el cansancio y protagonizada por diosas de la pantalla como Julie Newmar, Michelle Pfeiffer o Anne Hathaway, Black Cat no ha llegado al cine y no  pasa de ser un personaje de cosplay o de alguna serie de televisión. Un caso parecido al de Vampirella, que también espera su consagración en la pantalla grande.

   En el año 2002, con dibujos de Terry Dodson, Marvel levantó el protagonismo de Black Cat lanzando The Spiderman and the Black Cat. Terry es un maestro en el arte de dibujar heroínas sensuales con fuertes características Femdom (la diosa transexual Mantra es uno de sus mayores logros). Esta es la Black Cat de Terry Dodson.


























































Terry Dodson y una Black Cat cosplayer

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...